24 de gener de 2009

fragment 172 - El uso de la bandera española i el senyor Socías




En data 8 de gener de 2009, sortia de la Delegació de Govern de les Illes Balears el següent document, dirigit a tots els Ajuntaments, entenc que de totes les Illes.
El copio textualment, perquè, de moment, no l'he pogut escanejar, però ja arribarà.

ENCAPÇALAMENT:
MINISTERIO DE ADMINISTRACIONES PÚBLICAS
DELEGACIÓN DEL GOBIERNO EN ILLES BALEARS
DELEGACIÓ DEL GOVERN A LES ILLES BALEARS
SECRETARIA GENERAL


N/REF: SG/AATT
FECHA: 8 DE ENERO DE 2009
ASUNTO: Ley 39/1981, por la que se regula el usode la bandera de España y el de otras banderas y enseñas.

DESTINATARIO: Sr Alcalde del Ayuntamiento de ...

Siendo mi obligación como Delegado del Gobierno el velar por el correcto cumplimiento de las disposiciones legales, y atendiendo siempre los principios de cooperación y colaboración que deben regir las relaciones entre las distintas instituciones públicas, considero procedente informarle de cuales van a ser las actuaciones que esta Delegación del Gobierno va llevar a cabo en relación con la aplicación de la normativa por la que se regula el uso de las banderas oficiales.

De conformidad con lo dispuesto en el apartado primero del artículo tercero de la Ley 39/1981, de 28 de octubre, por la que se regula el uso de la bandera de España y el de otras banderas y enseñas, la bandera de España debe ondear en el exterior y ocupar lugar preferente en el interior de todos los edificios y establecimientos de la Administración central, institucional, autonómica, provincial o insular y municipal del Estado.

La doctrina establecida por el Tribunal Supremo precisa la exigencia legal de que la bandera de España ondee todos los días y en los lugares que se determinan.

Dado el uso observado en algunas Corporaciones locales de esta Comunidad Autónoma, es preciso subrayar, como reitera el Tribunal Supremo, que 'la bandera debe ondear diariamente con carácter de permanencia, no de coyuntura, no de excepcionalidad, sino de generalidad y en todo momento' (SSTS 2-7-07 y 25-11-08).
Asimismo, afirma el citado Tribunal, 'la claridad de la Ley 39/1981, no admite interpretaciones que excusen el cumplimiento del deber de hacer ondear diariamente la bandera de España en el exterior y en lugar preferente del interior'.

La precisión y la claridad de la interpretación que el Tribunal Supremo elabora sobre la efectiva aplicación de la Ley, implica que esta Delegación del Gobierno, en cumpliendo de su obligación legal de corregir en el acto las infracciones de esta Ley debe intervenir en el restablecimientode la legalidad que, en su caso, haya sido conculcada.
Por tal motivo en el caso de producirse tal conculcación esta Delegación del Gobierno procederá a practicar y notificar el correspondiente Requerimiento de cumplimiento del deber de hacer ondear la bandera de España del modo legalemnte establecido, a aquellos Ayuntamientos donde no se aplique la Ley.

Al mismo tiempo se advertirá a la Administración local requerida que en caso de incumplimiento expreso o tácito se instará a la Abogacía del Estado para que interponga el correspondiente recurso por desestimación de requerimiento, ante el órgano judicial competente.

Asimismo le quiero informar que la Delegación del Gobierno se ofrece a colaborar con los Ayuntamientos que lo soliciten a los efectos de aclarar cualquier duda que pueda surgir respecto al correcto cumplimiento de la normativa aplicable.
EL DELEGADO DEL GOBIERNO
Ramón Socias Puig


Anem a pams.
Com a súbdit remunerat del 'Gobierno de España', ja li està bé això d'haver de complir amb el seus deures i obligacions, perquè el que queda palès és que ha rebut ordres de Madrid, que és allà on es cou tot, mal que ens pesi.
Però, a l'altra cara de la moneda, cal recordar-li al 'Señor Delegado del Gobierno en Illes Balears' que la Llei de Normalització lingüística (LLEI 3/1986), empara les persones que vivim en aquesta part del país (PPCC, evidentment), per la qual tenim dret a ser atesos i que se'ns dirigeixi en la nostra llengua, la catalana, per part de l'Administració; per tant, si ell, el señor Socías, no té aquest deure perquè s'empara en la normativa blindada de l'Estat espanyol, el que hauria d'haver fet, per respecte a les persones d'aquesta terra, és, com a mínim, redactar aquest escrit infame, en les dues llengües oficials.
Una vegada més queda demostrat el surrealisme en el que vivim immersos pel sotmetiment a què ens volen tenir fermats des del Gobierno del Estado.
No vull entrar ara a comentar el contingut-excusa de la Bandera Española.
Me fa pensar que si fan això, és perquè deuen anar preocupats pel clima de 'desobediència' de cada vegada més 'calent', envers els símbols espanyols.
Mentrestant, anem sumant i no defallim, aquesta dependència no ens és gens ni mica saludable.


PS. Com a primera mesura, l'esmentat document s'ha fet arribar a l'Oficina de Drets Lingüístics.